Category Archives: bodegas

Kike, Patri y un precioso paseo en Vespa

 

 

Cuando escucho la palabra Vespa se me iluminan los ojos. Me encantan las Vespas, me llevan a recuerdos maravillosos de mi infancia.

¡Cuántos viajes fantásticos en la vespa roja de mis padres! y viajes, que si ahora lo pensamos, eran arriesgados.

Íbamos 4 en la moto: mi padre al mando, mi madre de copiloto, mi hermano Pepe entre mi padre y el manillar, y yo entre mi padre y mi madre (bueno, un tiempo 5 ya que mi madre estaba embarazada de mi hermana Concha) ¡y todos sin casco!.

No os creáis que los viajes eran cortos, que igual hacíamos 3 o 4 kilómetros. Pero eran taaaan divertidos…

Los días que íbamos a la playa cargados de juguetes, cubos y palas, bocatas, tupper de tortilla, el salabre por si pescábamos, las toallas y mil cosas más, esos eran ya de número de circo. Los recuerdo como si fueran hoy. Mi madre volvía con el cubo en la mano, lleno de lapas, caracolas y algún pobre pececillo que habíamos capturado por las rocas del puerto.

Si cierro los ojos aún huelo la gasolina de aquella moto.

Imaginar el día que me dijeron Patri y Kike que venían en su vespa a hacer las fotos, sabía que la Vespa iba a formar parte de nuestro paseo, tendría un papel en su historia.

Fue una sesión genial, ellos lo pusieron fácil ya que son una pareja encantadora y enamorada, sólo hay que ver sus fotos para adivinarlo.

Os dejo con su historia, espero que os guste tanto como a mí. Y a vosotros chicos deciros que estoy súper contenta de que me hayáis escogido para compartir éstos momentos con vosotros y ser la capturadora de esa memoria de mañana, que empecé siendo vuestra fotógrafa y hoy me considero vuestra amiga. Adoro tomar tarta de zanahoria con vosotros jejejeje y como dice Kike “esto es cosa de 4”.

Os deseo lo mejor, os lo merecéis.

Oli.

 

 

1 copia 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20

 

Tagged , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Paola + Frank

Llega el día en que tu amiga del cole, con la que has compartido patio desde preescolar, te dice “¡Oli que me caso!”. Entonces muchos sentimientos se mezclan.

Al principio te das cuenta de que ya no somos tan niñas, aunque yo tenga en mi mente esas charlas con uniforme sentadas en las pistas del patio de abajo, esos encierros con ellas en el baño cuando empezaban a fumar a escondidas o esos primeros secretos inconfesables que nos hacían partirnos de la risa. Para mí siempre seremos unas chiquillas quinceañeras cuando nos juntemos, aunque tengamos 60 años y estemos todas jugando al bingo o bailando los pajaritos en el Copacabana.

Cuando ya asimilas que estamos en estas edades de casarnos te das cuenta de lo feliz que es, de lo contenta que está por tener al lado al hombre que siempre buscó. Y es precisamente eso lo que me hace feliz a mi.

Si a todo esto le sumamos que me ha escogido para ser la responsable de captar todas sus emociones y la de sus seres queridos en ese día tan importante… ¡me entra una emoción y conquilleo por todo el cuerpo que no se puede describir en este post!.

Entonces me entraron las dudas de si le gustará mi estilo, de si podré captar todo lo que quiero que ella vea y un montón de cosas más. Pero luego esas dudas se me pasaron ya que ¿quién puede conocerla mejor que yo? ¡he pasado media vida con ella!.

Así que nos pusimos manos a la obra, nos reunimos y Pao y Frank me contaron todo lo que querían para su gran día. Yo les ayudé en todo lo que pude y me impliqué en la boda como si fuese mía. Buscamos flores, le aconsejé con el vestido y le ayudé a decidirse en cosas que para mi amiga eran importantes.

Llegó el día, destapé mi objetivo y me casé una vez más, pero esta vez rodeada de amigos y familia muy queridos por mí.

Si yo me implico normalmente en cada boda y me empapo de todos los sentimientos que capto en el ambiente para poder expresarlos con mis imágenes, imaginad en ésta. En la ceremonia se me nublaban los ojos ¡cuanta emoción!.

Fue una de las bodas más bonitas en las que he estado y por eso quiero compartirla con todos vosotros. Gracias chicos por permitirme compartir vuestro día.

Espero que os guste.

Pao y Frank os deseo toda la felicidad posible, que todos los días de vuestras vidas os miréis como ese día. Os quiero y lo sabéis. A vuestra familia decirle que muchas gracias por tratarme así de bien, que me sentí como en mi propia casa.

¡GRACIAS!

 

Oli.

 

 

1h 2 3 5 6 7 8 2h 11 12 13 14 15 21 3h 19 20 18 23 4h 26 22 27 28 29 h5 31 33 35 h6 37 38 39 40 41 h8 45 h7 47 49 48 50 51 52 53 54 55 56 57 58 59

 

 

Tagged , , , , , , , , , , , , , , , , , ,