Tag Archives: fotografía de boda

Andrea & Guillermo

 

 

 

Amor.

Es tan agradable trabajar en ambientes rebosantes de amor, vivir constantemente el día más feliz de la vida de la gente…

El amor se contagia y te llena de una energía que hace que no te canses. Puedes estar 10 horas haciendo fotos en una boda pero te das cuenta de lo cansada que estás cuando llegas a casa y sales de ese ambiente de felicidad.

Hoy quiero hacer una reflexión sobre el amor. Que conste que no solo me refiero a la pareja, el AMOR con mayúsculas abarca todo, desde el que se siente por un hijo, la familia, por una ciudad, por una mascota, una profesión o por los amigos que te hacen que la vida sea mejor.

Algunos dicen que lo puede todo. Otros lo confunden y no lo descubren por miedo.

Los españoles, por lo general, no usamos mucho la palabra amar, ya que para nosotros tiene una connotación muy fuerte, es como muy comprometida. Sin embargo, en otras culturas es muy habitual el uso del verbo amar, así que desde aquí quiero hacer un llamamiento. ¡Arriesgad!, no os guardéis nada, al final no os lo podréis llevar. Sólo los valientes llegan y tienen su recompensa.

Tomar decisiones nos aterra ¿verdad? pero realmente, sin darnos cuenta, cada día tomamos millones de decisiones con la ayuda de las ganas y el corazón. Por ejemplo ¿azúcar o sacarina? ¿botas o deportivas? ¿arroz o espagueti? ¿en metro o a pie?…

Entonces ¿por qué nos cuesta tanto tomar otras decisiones?. La vida es un constante elegir, un camino que desde el principio nos obliga a tomar decisiones.

¡Tómenlas señores! Amen libremente y con respeto. Si no es libre, no es amor y si no se respeta, tampoco.

El camino de la vida se camina solo. Quiero decir, desde que naces hasta que mueres tú eres el único que caminará la senda de principio a fin. Tendrás acompañantes a tramos, algunos vienen otros se van. Unos te hacen más agradable el camino, otros te lo fastidian, pero al fin y al cabo, tu camino es tuyo, así que elige la compañía, el apoyo para continuar cuando sea escarpado y sigue. Siempre adelante.

Por eso, camina tu camino libre, ama libremente, arriesga, respeta y siente. Si te reprimes te arrepentirás, siempre pensarás en lo que puedo haber sido. Si te equivocas, APRENDE. Como dice mi padre “de lo único que uno no se repone es de la muerte”, así que no seáis muertos vivientes.

Si hablo de amor no puedo olvidarme del ejemplo que vivo a diario, mis padres.

Mis padres son los eternos novios, 40 años juntos y siguen como tortolitos. Sí, digo bien, son novios. Sus alianzas no les atan, les atan sus sentimientos. Se aman y respetan libremente, por eso funciona. Empezaron su andadura con una mano delante y una detrás, pero tenían lo más importante, el AMOR, así que arriesgaron, fueron valientes y gracias a eso hoy puedo escribir este blog 😀

 

Me pongo muy contenta cuando me reúno con las parejas y me cuentan sus historias. Historias de amor, de amor libre y sin pudor ya que lo comparten con todos los que quieren. Se casan y eso es una muestra pública de una decisión muy importante. Un contrato que, a priori, es de por vida. Y si no lo es, no pasa nada, APRENDERÁN.

Andrea y Guillermo están enamorados y enamoran. ¡Una escocesa genial y un alicantino estupendo! Su amor está por encima de la cultura y de la nacionalidad, es AMOR. Amor que les viene heredado, ya que sus familias son estupendas, se aman y lo llevan en la sangre.

Gracias chicos por permitirme ser cómplice de vuestro amor, sobre todo a Guillermo que no es muy amigo de las cámaras. Me pidió una sesión corta y así lo hicimos, siempre intentando que estuviese cómodo (y creo que lo conseguimos). Lo hizo por Andrea, le hacía mucha ilusión tener su sesión previa a la boda ¡eso es amor!.

 

Oli in love.

2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22

 

 

 

 

 

Tagged , , , , , , , , , , ,

Marta + Pepe

 

 

Este fin de semana hemos estado en la Feria de Bodas “Las 1001 bodas” en IFEMA, Madrid, por eso he tardado un poquito en escribir un nuevo post.

Después de recorrer los más de 300 stands, hablar con gente que hace cosas muy bonitas, ver trabajos de compañeros del gremio y salir con una sobredosis de azúcar de ver tanta cosa dulce, rosa y romántica, el balance ha sido positivo. Hay mucha gente creativa en el mundo de las bodas, que hace cosas diferentes y cuidadas y eso se agradece. Me alegra ver como cada vez más, el cliente sabe lo que quiere, lo que busca y lo que no le gusta.

Las ferias temáticas tienen un peligro, la comparación. Peligro para los que no se reciclan, ni se preocupan en estar al día, en estudiar y en prepararse, los que no quieren aprender ni gastan un solo duro en mejorar. Suerte para los que, por el contrario, se nota que leen, se preparan, que se preocupan por la tendencia, compran revistas y libros, escuchan música, les preocupa la cultura en general que les ayuda a estar delante y lo ponen en práctica con maestría.

Como lo principal para mí es estar al día en mi trabajo, allá que me embarqué con mi prima Naiara (conocida como Pipri), también emprendedora del sector y grandísima diseñadora y decoradora de eventos, y nos fuimos para Madrid. Las tapas por Malasaña nos conquistaron, hicimos paradas por pequeñas tiendas de artistas que nos mostraron sus estupendos trabajos, compramos papeles decorados para nuestros diseños nuevos de álbumes personalizados (ya os los mostraré más adelante) y acabamos en La Central, fantástico espacio multicisciplinar de 4 plantas, librería, taller, tienda de objetos curiosos, de esos que no sirven para nada, pero que son imprescindibles en mi vida, y cafetería en su planta baja. Estuches, libretitas, agendas, bolis… ¡soy una cacharrera! lo reconozco, pero me encantan… Salí con un planificador de mesa por meses (para 2014) totalmente necesario para poder respirar, jejejeje.

También entramos en La Fábrica, en el Barrio de las Letras. La Fábrica es otra librería pero con editorial propia. Si no la conocéis echarle un ojo a todo lo que hacen, es maravilloso tanto el contenido como la encuadernación y maquetación. EL personal es encantador y la filosofía del lugar es fantástica. Te dejan tocar, leer, sentarte y pasar horas ojeando libros. Te invitan a hacerlo al entrar y hasta te abren los libros precintados para que los veas en condiciones.  Me llevé un interesante libro para mi colección.

Ha sido un fin de semana fantástico, aprendiendo, conociendo lugares y descubriendo cosas muy interesantes para la vida, que al fin y al cabo es lo importante.

 

Con Marta y Pepe también descubrí lugares interesantes como éste, el de su preboda.

Marta es como familia, sobrina de mi tía Espe y compañera de ratos de juego en “la huerta” desde pequeñas. Pepe es su novio de toda la vida, encantador y buena persona. Al principio no le hacía mucha gracia eso de hacer un reportaje previo de pareja, pero luego se soltó y ya veis el resultado. Son felices y eso se nota en las fotos.

Su boda iba a ser estilo Ibicenco, así que cogimos el concepto que querían: el mar, ropa sencilla y blanca, ambiente natural y desenfadado y amor en el aire.

Marta y Pepe, os agradezco haber confiado en mi, haberme dejado plasmar instantes a mi estilo, permitirme compartir con vosotros momentos tan felices y ser una más siempre. Pronto pondré un resumen de esa boda tan divertida.

Sólo me queda desear que vuestro peque venga bien, y que seáis siempre igual de felices que en éstos ratos.

 

Oli.

 

 

 

1 2 3 4 5y6 7 8 9y10 11 15 12 13y14 16 17 18y19 20 22 23 24 25y26 27 30 28 29 31 32 33 34y35 36 37

Tagged , , , , , , , , , , ,

Sandra + Alex (parte 1)

 

 

El mar.

Adoro el mar y lo que me cuenta. El mar habla, si está cabreado te lo dice, si está contento también. Cambia de color cual camaleón.

En mi familia tiene un significado aún más fuerte. Allí descansan los que más queremos, nos acompañan cada día y les pensamos en ese azul que tantas cosas buenas nos da.

El mar es tan agradecido que nos da de comer, nos aguanta en nuestros juegos desde pequeños y las basuras que en él vertemos.

Como dice la canción de Serrat, yo nací en el Mediterráneo y el que nace en el Mediterráneo sabe de lo que hablo. Siempre recordaré el olor a madera barnizada de El Club Náutico de Benidorm. Mis padres nos llevaban desde muy pequeños a pasar los domingos allí.

Benidorm tiene dos playas enormes y preciosas, pero nosotros íbamos a la playita del Club que era un trocito pequeño lleno de barquitas de pescadores, con reflejos del aceite y el gasoil en el agua y llena de pececitos y diversa fauna que se alimentaba de los restos del pescado que traían los pescadores.Nos encantaba bucear entre ellas y pasábamos horas viendo a los pececitos cerca de nuestros pies.

Pero lo más importante es que en esa playita nos juntábamos todos, los primos (bueno, las primas ya que primos sólo estaba mi hermano), tíos, familia y amigos del pueblo, els de tota la vida. Todos con nuestros cubos, palas, sombrillas y sillitas plegables de bajar al Club. Recuerdo que el tramo de las escaleras del Club a la orilla quemaba como un demonio. Corríamos como si nos persiguiera un león.

¡Qué días más auténticos y llenos de felicidad! Si había suerte llegábamos a casa con un montón de lapas cogidas con el Yayo en las rocas o algún erizo cogido con mucho cuidado. Si había muchísima suerte nos íbamos con el Tio Jacinto en la barca a pescar al curri… Esos días los tengo guardados con sal en la piel.

Me dio mucha pena que hiciesen la obra, el espigón nuevo y el nuevo Club. Está claro que era para mejorar pero echo mucho de menos los manguerazos congelados antes de subir, las escaleritas con maromas como agarraderas y el salón del dominó… Se llevaron los restos de nuestro sitio preferido pero nosotros aún conservamos sus fotos, sus olores y sus recuerdos.

A mi mar yo le llamo “caldo de culturas”. A veces pienso en todo lo que el mar ha vivido y todos los tesoros que guarda, desde batallas, rutas de mercadeo, galeones llenos de oro… ¡Buf! por eso le llamo “caldo de culturas”, él tiene la esencia de todas las que han pasado por la historia y retiene ese poso, cual caldo hecho a fuego lento en la olla de la Yaya.

 

Cuando Sandra y Alex me contaron que su boda sería en un lugar encima del mar, todo tan cuidado, tan bien decorado y con el mar como tema, me sentí como en casa. Con todo lo que me contaron me puse a pensar sitios y se me ocurrió una pequeña playa tranquila y dos posibles sesiones. Ésta es la primera, en la que el mar es el tercer protagonista.

Quiero agradecer a Sandra y Alex la confianza en mí, sois geniales y habéis dejado que pueda ser yo misma siempre en vuestras sesiones.

Espero trabajar muchas más veces con vosotros.

 

Oli.

 

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13

Tagged , , , , , , , , , , ,

Mayte + Julio

 

 

Para mi, los lugares son muy importantes.

Hay veces que tengo que viajar para hacer cosas distintas, pero viajo muy a gusto. Es muy importante que los lugares hablen, que signifiquen cosas para la pareja, que tengan un trocito de su historia personal para que se sientan cómodos en la sesión. Nada se escoge por que sí, si quieres que las imágenes lleguen, tienen que tener esa historia escondida entre las piedras, la yerba o lo que haya allí. Así que antes de montar una sesión me reúno con la pareja y les hago que me hablen de su historia, sus gustos, lo que suelen hacer juntos…

Cuando vi ese árbol en medio de un campo precioso y verde pensé ¡éste es! seguro que ahora me sale el conejo blanco con chaleco y reloj de bolsillo y nos metemos en su madriguera como le pasó a Alicia.

Las fotos cuentan historias y a mi me gusta mucho inventar, como si se tratase de un cuento, de ese cuento de príncipe y princesa con final feliz pero sin las perdices, que me da pena comérmelas.

Mayte y Julio me dejaron hacer, así que cogimos el coche y buscamos el lugar perfecto por su tierra para contar su cuento. Gracias chicos por ser tan amables, por llevarnos a lugares que enamoran en los que dan ganas de quitarse los zapatos y correr como locos prado abajo hasta caer rendidos ¡sois geniales!.

 

Volveré seguro.

 

Oli.
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 18

Tagged , , , , , , , , , , ,